Se me lengua la traba

octubre 2, 2013 at 10:47 am (Diario ínfimo (Sebastián Irtzuberea))

“El español debe ser la segunda lengua del mundo” Víctor García de la Concha y José Manuel Blecua

“Si es sólo para chuparla, puede que lleguen a ser la primera” Uno, americano-parlante

munecoLa lesión en la rodilla viene imposibilitando que acompañe a mis nenas en sus paseos. De hecho, y siendo extremadamente responsable en esto de hacer reposo, costumbre que ejerzo desde mucho antes de lesionarme, no he salido de casa en poco más de diez días. ¿La rodilla? Bien, gracias por preguntar. A decir verdad, creo notar una leve mejora en la rodilla derecha, prosperidad que percibo al no gritar como un chancho si toco en la zona dañada, lo que bien podría ser también un perfeccionamiento en la tolerancia al dolor, pero no: no sólo a aminorado al contacto sino que el punto de dolor se ha trasladado unos centímetros, y si antes se ubicaba sobre el centro del ligamento colateral tibial, ahora lo encontramos casi al final del mencionado tejido fibroso, es decir, ya comenzada la tibia. Además, ya puedo volcar un poco más de peso sobre la rodilla en cuestión sin tambalear y comienzo a asentar el pie de manera más firme. Sin embargo, el hecho de haber andando rengueando para no cargar la rodilla derecha hizo que se resintiera algún músculo entre el talón y el tobillo diestros. Conjuntamente, la rodilla izquierda tuvo una especie de embarazo psicológico y comenzó a manifestar los mismos síntomas que ya se perdían, aunque no del todo, en la derecha. Total: tres zonas articulares medianamente deterioradas y poco funcionales me impiden paseos recreativos con mis nenas.

La práctica obligada de sedentarismo no representa para mí ningún infortunio más que las malogradas excursiones junto a mis nenas… Y cabe aclarar que no son el romanticismo ni la publicitada experiencia familiar los promotores de la desdicha sino que mi nena, la más grande, y como muchas mujeres, ve algo así como un mal augurio en el ahorro o en el gasto discriminado; es evidente que ha malinterpretado mi afirmación de que con las políticas de austeridad no se llega a ninguna parte. Hoy cayó con una cocinita para armar, echando por tierra la cocinita que con mis propias manos y con un esfuerzo sobrenatural le había construido a mi nena, la más chiquita. Vale admitir que, después de que algunos infantes hubieran visitado mi casa, poco quedaba de aquella cocinita debido a su diseño de vanguardia y que, por dejarme estar, poco podía hacer por cumplir las renovadas promesas de refaccionarla. Pero también me tocó a mí armar la nueva cocinita.

Arguedas,Cervantes,Garcilaso

Por Omar Zeballos

Si bien me veo imposibilitado a asistir a algunas salidas por razones físicas, cabe mencionar que existen otras convocatorias donde tampoco puedo concurrir a pedido expreso de mi nena, la más grande (la más chiquita también me discrimina, a veces). De este tipo de episodios, mi mujer me trajo la historia siguiente: en una de estas reuniones o salidas extramatrimoniales, mi mujer contó que nuestra nena, la más chiquita, buscaba complicidad en alguno de los cónyuges aludiendo que el otro estaba enojado, amparándose, por ejemplo, en las faldas de su madre diciendo que su padre estaba enojado, o viceversa (aunque, quiero que se sepa, yo no llevo faldas). La anécdota cobra gracia si uno conoce o al menos sabe la edad de la más chiquita, pero a una allegada de mi mujer no sólo no le inspiró ni media ternura sino que además aconsejó que le enseñáramos a hablar en español. Resulta que en España la gente no se enoja, sino que se enfada. Mi nena, la más grande, es decir, mi mujer, respondió que en nuestra casa no nos importa que la nena amplíe su vocabulario, defensa que a mi gusto fue buena y me parece irrebatible, pero que no le pareció así a su allegada que argumentó algo así como que eso ya no se usa, como si fuera una palabra muerta. No se usa ¿dónde? Esperen… que esto no es lo más absurdo de la situación: la lengua materna de la allegada en cuestión es el catalán. Creo que una mejor respuesta hubiera sido que por qué no le hablaba ella en el español que deseaba para la nueva generación. ¡Peliagudo el tema! También creo que el comentario conllevaba un ataque directo a mi persona, por hablarle así, tan raro, a mi hija.

Veamos: no se trata de palabras inventadas; se trata de palabras que, mal que le pese, recoge el diccionario que propone la Academia, esa policía de la lengua que habla de unificar y universalizar el idioma cuando se trata de vender los libros que sus editoriales producen (y cuyo mercado, el español, es el más chico y el que menos réditos da, ya sea porque no son tantos en comparación con el resto de hispanohablantes, o porque no les interesa la lectura), pero que desconocen o niegan por completo las mutaciones propias de cualquier lengua, y que cuando uno escribe o corrige te exige que utilicés un castellano neutral. ¿Qué significa eso de neutral? ¿Quitarle sonoridad, gracia, vocabulario, expresiones y regionalismos? ¿Hacer del castellano una lengua que pueda ser entendida por los zombis? La Real “Epidemia” Española (iba a utilizar el chiste de cambiar RAE por REA, pero pensé que era más efectivo el de Real Epidemia), y sus miembros, tan cómodos en sus butacas con nombres de letra, se sienten y se sientan tan cómodos con un idioma hablado por trogloditas, sin necesidad de tener que recurrir a un diccionario, el mismo que ellos promueven, para tener que buscar sinónimos o significados de palabras que desconocen, que no son capaces de aceptar el progreso, o, no digamos progreso, la evolución que ha vivido la lengua en otros lados del mundo, donde paradójicamente la habla más gente. Existe una enormidad de palabras y expresiones de uso coloquial que no son aceptadas por la REA (ahora sí, para abreviar). Y tras de esto, un montón de medios de comunicación, audiovisuales, radiales, gráficos que exigen un castellano neutro. Sin ir más lejos, no se imaginan la cantidad de palabras que el corrector del Word me subrayó en este escrito y que no están para nada equivocadas, y que además no pienso corregir. Ni hablar de las que me corrigió por cuenta propia.

Se sigue tratando de colonialismo. De pronto surge el Boom latinoamericano, Y España, se ve impotente de asimilar los cambios que su propia lengua sufrió en manos de unos indios, a los que encima tiene que editar por beneficios económicos, pero que si no fuera así, los editaría su madre por haber cometido la herejía de perfeccionar o, al menos, mantener viva su lengua, por la osadía de creer y mantener que hacen falta más de cien vocablos para hablar, escribir, entenderse; por la temeridad de usar el habla para combatir la espada y la cruz. (Ya me estoy pareciendo al Chango Vergara, pero es que hay cosas que a Uno lo sacan de quicio: a veces lo entiendo en su arrebato.) Borges, hablando de la diferencia de matices, decía algo así como que el español cuando habla desconoce la duda. Seguramente habrá más de un fanático nacionalista que lo tome como un halago, pero dudo que lo haya dicho como un cumplido.

inodoroAyer u hoy me llegó uno de esos mails que recolectan firmas bajo el título: «Gertrudis Gómez de Avellaneda fue rechazada por la Real Academia Española POR SER MUJER». Luego dice que fue la más importante escritora Hispano-Cubana del siglo XIX, que fue la primera mujer propuesta para la Real “Epidemia” Española, pero que fue rechazada por su sexo. ¡Ojo!, no voy a desmentir la misoginia española (me faltan argumentos), pero puede que no haya sido sólo por ser mujer sino también por ser cubana (más allá que en esa época Cuba fuera colonia española).

A mí lo que me extraña es que la allegada de mi mujer, siendo catalana, defienda el español, el famoso castellano neutro, como si no supiera, o al menos presumiera, lo que el colonialismo español le hizo a su lengua, al galego, al vasco… Como si no viera en la pobreza a la que España sumió a estas lenguas por prohibirlas y menospreciarlas. Que me cuente de los barbarismos a los que recurre cotidianamente cuando cree estar hablando catalán. Que diga que opina de lo que está sucediendo en las Baleares, y qué cree que es el TIL y por qué lo promueven quienes lo promueven. Y si se hace una consulta por la soberanía de Catalunya (que ojalá se haga), ¿qué contestaría? De haber estado allí, ya sea porque mi rodilla me lo permitiese o porque me dejara mi nena, la más grande, le hubiese respondido que incluso podríamos ahorrarnos la enseñanza del español y sólo inculcarle el uso de gestos, mímicas y sonidos guturales; mi nena, la más chiquita, ya tendrá tiempo de empobrecer su léxico.

Sin ánimo de ofender, me gustaría ilustrar con ejemplos (si el estimado y supuesto lector dispone de tiempo), la diferencia entre un castellano con su natural evolución y el castellano neutro. No quisiera acá mostrar otras diferencias como la de sexo, idoneidad, capacidad de mando y organización, sentido de la democracia, y tener lo que hay que tener bien puestos, ni la de plantarse en un discurso de la ONU y señalar a los grandes y decir; «vos, sos un hijo de puta; vos, sos otro hijo de puta», mientras el del otro discurso se empeña en que ninguno de los hijos de puta se vaya sin con la chota sin ser chupada (estoy siendo grosero adrede, para ningunear al corrector del Word), pero ustedes podrán apreciar de verdad la diferencia. Este ejemplo de lengua avanzada es largo, como unos cincuenta minutos, pero es casi sin leer, sólo mirando los apuntes para no errar algunos datos estadísticos o citas. Mientras que en el ejemplo de castellano neutro, si es que se pueden bancar más de cinco minutos de alguien que lee y lee mal (se le da por enfatizar los adverbios, como si allí se centrara el núcleo último del mensaje y de la política internacional), y que a base de un vocabulario neutro, por no decir paupérrimo, y a fuerza de desconocer sinónimos, repite «señoras y señores» al inicio de cada párrafo (denotando claramente que lo que tiene montado no es más que un circo), muletilla que al menos le sirvió para no repetir el patético y deplorable «fin de la cita», avalado, por supuesto, por la Real Epidemia Española.

inodoro-a0

Por Fontanarrosa

Anuncios

1 comentario

  1. Gonzalo Tohmé said,

    Jajajajajaja, sos un capo.
    Tengo mil preguntas sobre el idioma, pero sólo preguntaré lo que mas curiosidad me produce, ¿cómo te lesionaste la rodilla? pregunto esto por un admirador de tus habilidades en el arte en el sedentarismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: